Wednesday, April 29, 2015

Bible Unearthed: 200 mil años de plagas y 40 de éxodo

por Leo Partuzza Fariña

Estas son las palabras que habló Lucas, hijo de Juan José, a todo el pueblo lector en el desierto del Arabá frente al Mar Rojo.

Treintaynueve jornadas hay desde el comienzo del camino de doscientos mil años en cuarenta años de éxodo literario. Y acontecerá que a los cuarenta años, en el mes undécimo, el primero del mes, Lucas hablará a sus hijos conforme a todas las cosas que Jehová le había mandado acerca de ellos. De este lado del Jordán, en tierra de liberación, resolvió Lucas declarar esta ley, diciendo:

Jehová nuestro Dios nos habló diciendo: Habéis estado bastante tiempo en este blog. Volveos e id al monte, a las comarcas, junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo, hasta el gran río, el río Eufrates. Mirad, yo os he entregado la tierra y la carne, más no los lácteos y las harinas. Entrad y poseed la tierra con pies desnudos o a lo sumo con esas zapatillas al pie, que Jehová juró a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, que les daría a ellos y a su descendencia después de ellos.

Pero en aquel tiempo las mujeres ya estaban. No es bueno que el hombre esté solo, ha enseñado Jehová. Y os he traído a las Lolas, y a las Berutos, y las Fierros, y a las Pamelas, para que os sirvan infusiones varias de la tierra. Y esas mujeres se rebelaron, y leyeron la palabra de otros ídolos como la de Jared de los diamantes, y les rindieron tributo. Pero cuando encontraron a Lucas, lo vistieron con ropa decente, y las Berutos lo rociaron con aceite de motor VW 40, mientras le daban consejos sobre el próximo libro.

Y Jehová vuestro Dios os ha multiplicado, y he aquí que hoy vosotros sois como las estrellas del cielo en multitud. Y así apareció Leon de los Leonardos, y San Pablo M., el de la carta a los Corintians.

Y siguió hablando Lucas: ¡Jehová Dios de vuestros padres os haga mil veces más de lo que ahora sois, como dice el cartel ese del camionero que te desea el doble de lo que tu me deseáis! Dadme de entre vosotros, de vuestras tribus, varones sabios y mujeres dadivosas y entendidas y expertas, para que yo los ponga por nominados para elegir las lecturas. Y me respondisteis y dijisteis: ando con poco tiempo para perder, macho.

Y tomé a los principales de vuestras tribus, varones y mujeres sabios y expertos, y los nominé por sobre vosotros. Y gracias a eso avanzamos miles de años en cuarenta años. Y llegaremos a la tierra prometida incluso antes de que el liberalismo alcance a nuestra tribu.

Es palabra de Leo Petruzza Fariña

Amén