Thursday, January 22, 2015

Cuando Harris conoció a los clásicos

“No lean interpretaciones, vayan directo a los originales”

“Los teóricos modernos han dejado de lado las ideas importantes”

“Para entender lo que pasa hoy hay que leer a los clásicos”

Cada día que pasa desconfío más de este tipo de afirmaciones. Son comunes, claro, porque los profesores pasan por eruditos citando a los clásicos y rebajando a los analistas contemporáneos. Después de todo, Marx y Alberdi ya no compiten con nosotros, pero todos sus intérpretes, que están vivos, sí.

Pero más allá de la molestia circunstancial que provoca la jactancia académica (ya parezco Aldo Rico), hay razones positivas para dudar de que las frases entrecomilladas puedan ser verdaderas. ¿Por qué razón debemos pensar que Freud estaba en mejor posición que un neurólogo o psicólogo moderno para entender la psiquis humana? Stiglitz leyó a Keynes y a Hayek, pero ellos no lo leyeron a él: ¿no le otorga esto una ventaja de perspectiva? La otra alternativa es pensar que estos grandes pensadores del pasado eran en realidad superhombres que vieron mucho más allá de su tiempo, creando teorías inmortales e imposibles de superar. Muy dudoso.

Mi opinión es que a estos pensadores les debemos reconocer haber sido los primeros (y eso ni siquiera en todos los casos) en ocurrírseles algunas ideas, en organizarlas en un todo coherente y en transmitirlas. Pero no reneguemos del progreso, aunque sea a los tumbos, de la ciencia y de las ideas gracias a nuevos y frescos autores.

Thursday, January 1, 2015

¿Nueva constitución?

¿Qué tal si para 2015 juntamos 10 personas que se comprometan a elegir 1 libro cada una, con una consigna? Por ejemplo: "que toque en algún punto alguno de los cuatro milenios anteriores al año 0". Incluiría libros de "largo plazo" y también cosas específicas.

Anotarse abajo proponiendo algún mes, entre marzo y diciembre. Yo me ofrezco a buscar en web y poner a disposición el libro.